Pelea por tu apetito

0
3

¿Pero qué trae a la mesa este nuevo participante delivery de comida? Como valor agregado, Panamá destacó que DiDi Food tendrá un costo de envío menor que el del mercado y se enfocará en reclutar negocios locales –más que en una oferta gourmet–, con la intención que este servicio pueda convertirse en una plataforma de uso diario para la gente que suele comer fuera de casa.

“Vamos a empezar operaciones en Ciudad de México y en Monterrey simultáneamente en los siguientes meses. (…) En usuarios buscamos ser la opción de comida diaria para la gente. Queremos darte opciones para una comida normal, accesible y a la puerta de tu casa”, explica el directivo.

Para cumplir con la promesa de un servicio más accesible, Panamá advierte que los costos de envío serán menores que los de la competencia. En Guadalajara, por ejemplo, el costo de envío en DiDi Food es de 14 pesos, mientras que en servicios como Uber Eats (a nivel nacional) va desde 25 pesos, según el restaurante.

Durante los meses de pilotaje del proyecto en Guadalajara, DiDi Food ha integrado ya a su oferta 3,000 restaurantes y ha logrado un volumen de 650,000 descargas de la aplicación. Actualmente, en CDMX, el directivo explica que se encuentran en fase de reclutamiento de repartidores, así como de restaurantes, y estiman alcanzar números similares a los que lograron en Guadalajara a finales de año.

De cara a los usuarios, Panamá dice que se podrá utilizar la misma app de movilidad de DiDi, pero eligiendo la sección de “comida” en el menú o bien, si no usan esta firma en el servicio de movilidad, los interesados podrán descargar la app DiDi Food sólo para ese servicio, y las formas de pago son las mismas que para el transporte: tarjeta de crédito, débito y efectivo.

Mochilas de colores

Desde 2014, el ecosistema de servicios de entrega de comida a domicilio, vía aplicaciones, se reconfiguró a consecuencia del arribo de firmas extranjeras.

Después de que en ese año había una oferta casi 100% local, con Pedidos Ya o Se Me Antoja, llegaron las grandes compañías internacionales, como Sin Delantal, adquirida por la inglesa Just Eat en 2015, que un año después compró Hello Food y, finalmente, vino Uber Eats hace poco menos de tres años.

Actualmente, en México, el mercado de food delivery está fragmentado entre diferentes mochilas de colores. Las rojas de Sin Delantal, las verdes de Uber Eats; naranja casi fosforecente de Rappi, unas pocas de color negro y blanco de la californiana Postmates y, ahora, unas más anaranjadas de DiDi Food.

Hasta ahora, las mochilas de Uber son las que dominan este mercado e, incluso, para esta empresa, es su negocio más rentable, según cifras que ha compartido la compañía.

El ingreso de nuevas ofertas de este tipo de servicios a México se debe al uso frecuente que las personas hace de ellos. Cifras de la Asociación Mexicana de Internet señalan que 45% de los internautas en el país usan estas aplicaciones semanalmente. En cuanto al valor del negocio que está en juego, las cifras también son atractivas. El mercado de entrega de comida a domicilio supone un valor de 39,200 millones de dólares a nivel global para 2020, y de 2,971 mdd en México para 2023, según cifras de Euromonitor.

La expectativa de DiDi Food de crecer, por volumen, en la Ciudad de México y en Monterrey implica una competencia de precios en el sector y abrirá más la oferta. Sin embargo, quedan algunos puntos que deben resolver en el funcionamiento de estos servicios, ya que, por ahora, los repartidores, si bien tienen que cumplir con requisitos para afiliarse a la empresa, no cuentan con la cobertura de una aseguradora en caso de accidente, por ejemplo.

“Ahorita, tenemos un autoseguro y los cubrimos en caso de un accidente vial, con gastos médicos, gastos de muerte, pero estamos trabajando, para que, en uno o dos meses, ya tengan un seguro que les va a dar más tranquilidad”, precisa Panamá.

En cuanto a las ganancias de los repartidores, el directivo señala que el funcionamiento del algoritmo les permite pagarle al repartidor por kilómetro recorrido, desde que acepta el pedido hasta que lo entrega al cliente. Además, dice que las ganancias para los repartidores se estiman entre 4,000 y 6,000 pesos semanales.

“En Guadalajara, por ejemplo, se les paga a 3 pesos por kilómetro. Un repartidor de tiempo completo gana alrededor de 16,000 pesos mensuales, lo que es más alto incluso que algunas profesiones”, afirma el director de DiDi Food México.

Por ahora, la aplicación advierte que aún está recibiendo candidatos repartidores para el servicio, y otros están en espera de capacitación para comenzar a repartir pedidos en la ciudad con sus mochilas de color naranja.

Te puede interesar: La micromovilidad seguirá siendo cara en la CDMX

Publicación Original: https://expansion.mx/tecnologia/2019/11/06/pelea-por-tu-apetito