¿Quieres tener una idea millonaria? Cuelga el teléfono y descansa un rato

    0
    3

    Es más complicado generar nuevas ideas o productos cuando estás escribiendo reportes a tus inversionistas, revisando estados financieros o contestando llamadas.

    May 16, 2019 6 min read

    Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

    Todos trabajamos muy duro en nuestras empresas, especialmente los fundadores y/o los directores ejecutivos (CEO). Porque, a diferencia de lo que algunos emprendedores incipientes piensan, abrir una startup no te da más libertades y no representa menos trabajo que ser empleado. Además, no sólo estás trabajando mientras estás sentado en tu oficina. Siempre estás trabajando. Haces planes mentales sobre tu negocio durante las comidas con tus amigos, sueñas con tu startup en las noches (y en los día), trabajas mientras estás manejando o cuando no puedes dormir en las noches. Básicamente, vives tu startup. Pero en qué dedicas tu tiempo es muy importante, sobre todo en etapas tempranas cuando no tienes muchos empleados que te apoyen.

    Es decir, al principio, puedes realizar muchas tareas que no son propias de un CEO de una empresa mediana o grande, como contestar los teléfonos o ir a comprar hojas al Office Max. Te convences de que es por amor a la camiseta, pero en realidad es porque no tienes de otra. 

    Recuerdo cuando Prestadero iniciaba actividades, y teníamos un conmutador donde la voz del operador automático (que era y sigue siendo mi voz) te ofrecía siete u ocho opciones: “Presiona 1 para análisis de crédito. Presiona 2 para cobranza. Presiona 3 para información general. Presiona 4 para soporte…”. En un inicio, no importaba qué número presionaras, yo contestaba. Y es que yo mismo estaba detrás del análisis de crédito, atención a clientes y muchas otras actividades. 

    Es normal que en un principio suceda esto, pero el riesgo de quedarte siempre realizando estas tareas, es que puedes perderte en la operación de cosas simples y deteriorar tu perspectiva de la dirección de tu startup. Puedes atender personalmente correos o llamadas de clientes (te puede empapar de lo que tus clientes necesitan en forma más directa), pero no debes hacerlo todo el tiempo.

    Lo que nos lleva al descanso. El tiempo ocioso es importante porque es cuando más creativo puedes ser. Es más complicado generar nuevas ideas o productos cuando estás escribiendo reportes a tus inversionistas, revisando estados financieros o contestando llamadas. Entonces, ¿dónde puedes conseguir este tiempo ocioso si siempre estás ocupado?

    Cada uno puede destinar o generarse su propio tiempo ocioso, pero es muy importante que no tengas distracciones (prohibido tener tu celular). No tiene que ser tu caso, pero yo he encontrado este tiempo en las mañanas durante un regaderazo: no puedes bañarte con tu celular y no tienes quién te distraiga. Para ti puede ser mientras corres en las mañanas, en las noches antes de acostarte o simplemente sentado en algún café. A mí no me funciona escuchar música en estos ratos, pues hasta ese elemento me distrae de esta creatividad, ya que te puedes poner a cantar, o tararear. Pero no hay una receta secreta. Si tú te concentras más con música, adelante.

    Una vez que logras desconectarte para tener tu tiempo ocioso, sirve pensar en algún problema o reto que tenga tu startup. Y a partir de ahí, deja que tu imaginación vuele sin distracciones. 

    Normalmente, no hay “Momentos Eureka” solo porque sí. Al contario, tendrás que trabajar en mejorar y perfeccionar tus nuevas ideas poco a poco a lo largo de muchas sesiones de ocio. Tu trabajo cotidiano servirá como input para estas sesiones, donde enfrentarás nuevos retos, o podrás inclusive ir probando tus ideas.

    Prestapal, por ejemplo, un producto donde administramos créditos entre familiares y amigos nació de este tipo de sesiones de ocio. En Prestadero, la mayoría de las solicitudes de crédito que recibimos son rechazadas y no teníamos alternativas que ofrecerle a los rechazados. Simplemente denegábamos sus créditos, aunque ya nos había costado traer ese cliente a la página y convencerlo de llenar una solicitud en línea con nosotros. La mayoría de los rechazos se debían a un mal historial crediticio, por simplemente no tener uno o por no poder comprobar ingresos (más de 90% de los rechazos se debía a estas tres razones en conjunto). Me di cuenta de que cuando nosotros rechazábamos estas solicitudes era porque ya habían sido o serían rechazados por prácticamente todas las instituciones. Y es que no hay mejor predictor de repago de un crédito, que cómo has pagado tus créditos anteriores (es decir, tu historial crediticio). 

    Nos dimos cuenta que estas personas entonces no obtenían el crédito que buscaban o cuando lo hacían, su única alternativa era financiarse con amigos o familiares, quienes justamente no te piden buen historial o comprobante de ingresos. Sin embargo, estas relaciones crediticias entre familiares tienen múltiples fallas como no generar historial a pesar de repagar a tiempo, no tener formalidad (casi nunca hay contratos), no tener cobranza institucional o inclusive un calendario de pagos. Con Prestapal logramos solucionar todos estos problemas administrando profesionalmente los créditos entre familiares, además de darles una alternativa al 90% de los usuarios con créditos rechazados que ya nos habían generado un costo de marketing.

    Pero de nuevo, esto no se generó de la noche a la mañana. Incluso, una vez que lanzamos el producto fuimos mejorándolo y realizando varios cambios, muchos de ellos, producto de sesiones de ocio (como el permitir que estos créditos entre familiares pudieran tener 0% de tasa de interés), pues nos dimos cuenta que cuando un padre le presta a su hija, normalmente, no le cobra interés, aunque sí quiere cierta formalidad y la ventaja de poder iniciarla en la vida financiera generándole un buen historial crediticio. Ciertamente yo querría esto para mis propias hijas.

    Así como Prestapal, han surgido varias ideas de las sesiones de ocio. Unas tan pequeñas como modificar un reporte interno o cambiar un proceso de onboarding, y otras más grandes como Prestapal, Presta-Exprés, o Súper-Fondeo. Pero sería difícil pensar que estas ideas hubieran surgido sin tiempo de ocio. Así que te recomiendo que cuanto antes generes tu propio tiempo ocioso, pues tu próxima gran idea, o los cambios internos que tu startup necesita, difícilmente se te van a ocurrir mientras contestas los teléfonos.

    Publicación Original: https://www.entrepreneur.com/article/333266