Pese a coronavirus, Polestar arranca con su producción en China

    0
    7

    El segundo modelo de la firma operada por Volvo Car Group, Polestar, reinició la producción del modelo Polestar 2 en la nueva planta localizada en China a pesar de la pandemia de coronavirus de rápida propagación. El automóvil eléctrico fue presentado en febrero del 2019.

    El CEO de la firma, Thomas Ingenlath, quien anteriormente dirigió el departamento de diseño de Volvo y fue pionero en su renacimiento visual, explicó que el lanzamiento de la producción en este contexto fue todo un desafío.

    Gracias a la pandemia de coronavirus gran parte de la economía china cayó a principios de este 2020, por lo que su equipo hizo lo que describió como enormes esfuerzos para comenzar la producción a tiempo. Fotografías tomadas al interior de la fábrica sugieren que no es una operación a pequeña escala, pues se pueden apreciar decenas de autos en la línea de ensamblaje, además de numerosos trenes motrices e innumerables partes. Todos los trabajadores de la fábrica llevan mascarillas faciales.

    2222222.jpg

    También lee: Así apoya la industria automotriz a combatir el coronavirus

    Según informes de la firma, los primeros que salgan de la línea de montaje serán idénticos. Estarán equipados con una batería de iones de litio de 78 kWh, y un par de motores eléctricos que ofrecen una potencia de 408 caballos de fuerza y 486 lb-pie de par.

    La compañía menciona que el Polestar 2 será capaz de acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.7 segundos, además de que brindó una autonomía de 482 kilómetros por carga completa al ser probado utilizando el ciclo WLTP europeo.

    Polestar planea comenzar a entregar su modelo 2 a los clientes del mercado europeo el próximo verano. Después comenzará a producir autos para los mercados chino y estadounidense. Se espera que el precio inicial del Polestar 2 ronde los 63 mil dólares.

    333333.jpg

    Publicación Original: https://www.eluniversal.com.mx/autopistas/polestar-2-arranca-produccion-en-china-pese-covid-19