Pemex debe 2,800 mdp por incumplir con el suministro a Braskem-Idesa

0
3

La baja en la extracción de gas natural por parte de Pemex ha afectado tanto su contrato con Braskem-Idesa como con las propias plantas de Pemex Transformación Industrial que usan el etano para sus procesos, advierte el órgano auditor.

Lee: La Auditoría Superior descubre dos plantas ‘fantasma’ de Pemex

“Ya que ha incidido negativamente en el desempeño operativo de los Complejos Procesadores de Gas (CPG), debido a que sus niveles de producción han disminuido, en consecuencia, subutiliza la capacidad disponible en las plantas de los CPG e incumple con el suministro de etano al cliente del Complejo Etileno XXI”, dice la ASF en un reporte dentro de la segunda entrega de la cuenta pública de 2018.

El proyecto de Etileno XXI nació de una licitación internacional que lanzó Pemex aún durante la administración de Felipe Calderón, donde la petrolera ofreció suministrar a la empresa ganadora con el gas etano necesario para producir productos derivados del etileno, que se usa para la posterior fabricación de plásticos.

Lee: Pemex pierde 87,900 mdp por la mayor competencia y la caída en precio del crudo

El consorcio mexicano y brasileño ganó la licitación para construir el complejo de Etileno XXI, con una inversión cercana a los 5,200 mdd, y que vio la luz en 2016. La idea original se cimentaba en que Pemex tenía un exceso de producción de gas etano y debía quemarlo, al no tener un destino dentro de sus propias plantas. Pero la caída en la producción de hidrocarburos, que inició en 2004, se comenzó a acentuar durante esta década, hasta llegar el punto en que Pemex no puede cumplir siquiera con el suministro para sus propias plantas.

Lee: La deuda de Pemex toca los 3.76 billones de pesos a pesar de las ayudas.
El consorcio ha sufrido esta falta de suministro desde el inicio de sus operaciones, porque la planta no puede operar al 100% de su capacidad. El cracker, la infraestructura donde se lleva el proceso para convertir el etano en etileno, tuvo una utilización de apenas el 72% en el segundo trimestre de este año, el mismo nivel que en 2018, según el último reporte financiero de la empresa.

El contrato con Braskem-Idesa estipula ciertas penalidades en caso de no cumplir con el suministro de etano. Y ascendieron a 283 mdp en 2016, 810.1 mdp en 2017 y 1,720 mdp en 2018, un total de 2,813 mdp en los tres años de vigencia de este contrato, según datos de la ASF.

“En el horizonte 2020-2034… en caso de no realizarse el proyecto, se incumpliría con el contrato de suministro de etano en 2024 y que, en el 2026 sería necesario que Pemex adquiriera la planta de Etileno XXI”, dice el reporte del auditor.

Pemex no contestó a una solicitud de comentario sobre este artículo.

Braskem-Idesa sigue trabajando con Pemex para encontrar alguna solución respecto al abasto de etano y en la empresa se encuentran muy “optimistas” sobre esto, dice Stephan Lepecki, director general de la firma. El directivo declinó comentar sobre las cifras presentadas en la auditoría o sobre las penalidades cobradas en lo que va de 2019.

Publicación Original: https://expansion.mx/empresas/2019/11/08/pemex-debe-2-800-mdp-incumplir-suministro-gas-braskem-idesa